domingo, 1 de diciembre de 2013

UNA DE RAPACES

Este sábado, 30 de Noviembre, Javier Otal y yo decidimos pasar la mañana echando un vistazo a las lagunas. El día amaneció nublado,con chubascos intermitentes y un viento del SE que fue en aumento según avanzaba la mañana. Aún así la estancia se nos hizo mucho más llevadera que en nuestra anterior visita.
Empezamos en el Observatorio del “Prado de las Saperas” ya que en la primera laguna apenas había movimiento. En el soto cercano al molino bastante movimiento de zorzales, predominando los charlos y comunes, además de un pequeño grupo de zorzales alirrojos formado por unos 10 ejemplares. Había también algún grupo de pinzones comunes a los que estuvimos mirando por si entre ellos se encontraba algún pinzón real pero no localizamos ninguno. Parece que este año se están haciendo de rogar.

Debido al intenso frío de estos últimos días y las frecuentes heladas que ya estamos sufriendo parte de la lámina de agua se encontraba helada y aparentemente tampoco se apreciaba mucho movimiento pero poco a poco fueron apareciendo diferentes anátidas que andaban resguardadas entre la vegetación. Los más abundantes eran los ánades azulones pues estimamos unos 200 individuos, además unas 30 cercetas comunes , 8 ánades frisos, 2 porrones comunes (1 macho y una hembra), 5 porrones moñudos y 1 cormorán grande. En cuanto a paseriformes palustres vimos varios escribanos palustres, buitrones y ruiseñores bastardos.


Mientras observábamos a 6 cercetas comunes y a una focha común intentando desplazarse sobre el hielo, apareció un gran ejemplar de aguilucho lagunero que levantó a gran parte de las anátidas presentes. Lo primero que nos llamó la atención, aparte de su tamaño, fue su extraña coloración pues era bastante claro en su totalidad. Aparentemente podría tratarse de un macho, pero no lo aseguramos del todo. Es, sin duda, uno de los aguiluchos más grandes que he visto nunca y también uno de los ejemplares más bonitos de los que vemos por aquí. Todos los años pasa el invierno algún ejemplar por aquí, esperemos que se quede y podamos disfrutarle de nuevo.
Un par de fotos del ave en vuelo




En el rato que estuvimos aquí también observamos un ratonero, una hembra de cenícalo vulgar y 1 gavilán. Cuando perdimos de vista al aguilucho decidimos volver al observatorio del "Prado de las lagunas" por si había allí alguna novedad. En el camino entre ambos observatorios apenas vimos algún bisbita pratense y escribanos cerillos. Similar panorama al de las otras lagunas era el que presentaba la laguna 1, ya que toda su superficie se encontraba helada. La visión fugaz de una agachadiza común, un bando de gorriones chillones y un par de lavanderas blancas andando sobre el hielo fué lo único que aquí podimos ver.

Antes de irnos echamos un último vistazo a las choperas cercanas para intentar localizar, sin exito, algún zorzal real. Fue entonces cuando vimos la inconfundible silueta de un águila real que se acercaba hacia donde nos encontrábamos y que se nos acercó bastante. Se trataba de un ejemplar de primer invierno, fácilmente de diferenciar por las manchas blancas en las alas y la cola, igualmente blanca con la banda terminal negra.
Durante estos años hemos comprobado que estas fechas son las mejores para la observación de esta fantástica rapaz en el humedal, siendo la gran mayoría de ejemplares vistos, aves inmaduras que seguramente utilicen el enclave cómo área de dispersión ya que cuentan con bastantes presas potenciales en la zona.

Ya sólo con la observación de estas dos aves mereció la pena haber pasado algo de frío...
Para acabar, un par de imágenes del aguila



No os quedeís en casa a pesar del frio!!!
Un abrazo
Diego S

2 comentarios:

  1. Buenas observaciones, ese aguila lo tengo pendiente.
    Saludos.
    Lolo

    ResponderEliminar

si eres una persona aficionada a las aves y te pasas por las lagunas de Atapuerca, puedes dejar un comentario, citas, fotos , opiniones, curiosidades en este blog ... sólo tienes que enviarlo !!